Seguir por correo electrónico

lunes, 3 de febrero de 2014

Crónica sociolaboral de enero de 2014


Esta crónica ha sido publicada en el número 58, de febrero de 2013, de la Revista de Estudios y Cultura de la Fundación 1º de Mayo 

Javier Doz

El 27 de enero fue un gran día para la sanidad pública y la política española. Tras conocerse que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid rechazaba el recurso del gobierno de la Comunidad y mantenía la suspensión cautelar de la privatización de seis zonas sanitarias y sus correspondientes hospitales, el presidente Ignacio González anunció que retiraba el proyecto y que el consejero Lasquetty dimitía. Ha sido una victoria en toda regla de una impresionante movilización de los trabajadores de la sanidad pública apoyados por la mayoría de la población madrileña. La “marea blanca” ha utilizado con una gran constancia, todas las formas de acción a su alcance: huelgas, manifestaciones, acciones de comunicación y recursos jurídicos. CC OO ha participado activamente en la movilización, más de lo que se ha contado, aunque los elementos esenciales de la “marea blanca” son para mí su carácter unitario, forjado en un método asambleario desde los centros de trabajo, y la implicación muy activa y masiva en él de los médicos.
Diez días antes, el 17 de enero, el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, también se rendía ante la movilización popular de los vecinos del barrio de Gamonal que no quería gastos millonarios en una operación urbanística de “escaparate”, cuando no hay dinero para los servicios sociales básicos. Y menos aún, cuando el beneficiario en la adjudicación de las obras era Méndez Pozo, gran empresario de la construcción con mucha influencia política en las dos Castillas, condenado por corrupción e indultado por Aznar para que pudiera seguir ejerciendo su poder.
Las victorias de la sanidad madrileña y de los vecinos de Gamonal vinieron precedidas por la de la huelga indefinida de los trabajadores de la limpieza urbana de Madrid. Hacían falta tras mucho tiempo sin logros concretos. Las tres tienen que ser motivo de reflexión para la mejor organización de las movilizaciones sindicales y sociales.
Los días 3 y 23 se conocían las cifras del paro registrado de diciembre y de la EPA del 4º trimestre que hacen el balance del empleo en el año 2013. Las cifras fueron objeto de controversia. Hacia finales de año parece que se tocó fondo en la destrucción de empleo aunque en el conjunto del mismo siguió produciéndose. Según la EPA: 198.900 ocupados menos, 124.400 en el sector público. El descenso de los parados (-69.000) se debió a la disminución de la población activa por lo que la tasa de paro volvió a subir hasta el 26,03 %. En toral 5.696.000 personas estaban en paro al finalizar el año. Registradas en las oficinas de empleo, un millón menos: 4.701.338. ¿El futuro con las mismas políticas?: estancamiento o recuperación muy leve del empleo.
Huelgas contra despidos y grandes bajadas de sueldo han seguido produciéndose en servicios públicos externalizados: limpiezas urbanas de Alicante y Alcorcón, lavandería hospitalaria de Madrid, etc. Cierres de empresas, centros de trabajo o reestructuraciones forman una lista larga: la embotelladora de Coca-Cola, Puleva, Alstom, Fagor y Eroski, etc. La situación de estas dos últimas, empresas de la mayor cooperativa de España y Europa, Mondragón, han costado el cargo a su presidente, Txema Guisasola, el día 17.
El día 10, trascendió públicamente la decisión del Gobierno de que las retribuciones en especie cotizaran a la Seguridad Social, lo que reportaría unos ingresos adicionales de 1.000 millones de euros. La CEOE ha atacado fuertemente la medida afirmando que puede producir nuevas pérdidas de empleos.
A lo largo de todo el mes continuó la publicación de denuncias por supuestas irregularidades de UGT en el manejo de fondos públicos, en su gran mayoría en Andalucía. Sólo la elección de Carmen Castilla como nueva secretaria general de su federación andaluza tuvo una momentánea proyección positiva en los medios.
CC OO ha tomado dos decisiones importantes respecto a la transparencia financiera. El 10 de enero presentó públicamente el balance de la Comisión Ejecutiva confederal auditado externamente. Su Consejo Confederal del día 28 acordó realizar una auditoría general independiente de todas sus organizaciones. En palabras de Ignacio F. Toxo: “Como estamos bajo sospecha no vamos a mirar hacia otro lado sino hacia dentro”. Añadió que la realidad se proyectará públicamente, adelantándose a la Ley de transparencia. El Consejo también culminó los acuerdos sobre fusión de federaciones de rama por las que seis se fusionarán en tres, quedando un total de ocho.
Sobre los estragos de la crisis en el mundo y en España se han publicado dos importantes informes: Perspectivas de empleo 2014, de la OIT, y Gobernar para lás élites. Secuestro democrático y desigualdad económica, de OXFAM. Este último lo presentó la ONG en donde se reúnen cada mes de enero las élites responsables de la crisis y sus consecuencias, en Davos. Las cifras del aumento de la desigualdad son escandalosas. En el mundo, 85 personas perciben más renta que 3,750 millones. En España, 20 personas ganan 77.000 millones de euros, lo mismo que 9,3 millones. ¿Propósito de la enmienda?: ninguno real. GESTHA (inspectores de Hacienda), denunciaba el día 30 que las grandes empresas españolas tributaban el 3,5% de sus beneficios y el 80 % de las mismas tenía filiales en paraísos fiscales. Y no pasa nada. Para rematar, el FMI pide nuevas rebajas salariales para los españoles, la troika nuevos recortes sociales y laborales y Joan Rosell que los trabajadores con contrato indefinido cedan derechos para avanzar en la igualdad con los temporales [Sic]. Decididamente: no tienen vergüenza




No hay comentarios:

Publicar un comentario