Seguir por correo electrónico

viernes, 16 de noviembre de 2018

Los próximos Presupuestos plurianuales de la UE (2021-2027) y su debate en el Parlamento Europeo

El Informe provisional del Parlamento Europeo sobre la propuesta de Marco Financiero Plurianual (MFP) de la UE para 2021-2027, rechaza los recortes en las políticas de cohesión (-10%) y en la PAC (-15%) y plantea unos Presupuestos alternativos con más inversión en desarrollo sostenible y clima, cohesión social y lucha contra la pobreza infantil, investigación, innovación y educación (Erasmus +). 

Para ello, en lugar de aceptar que retrocedan del actual  1,16% de la Renta Nacional Bruta (RNB) europea (MFP 2014-2020) al 1,11% (propuesta de la Comisión), el PE propone un incremento hasta el 1,3% de la RNB, lo que supondría que en los siete años del futuro MFP el total de gasto de la UE sería de 1.324.100 millones de euros. También propone que el aumento de gasto sea financiado con un incremento de los ingresos propios de la UE (base común consolidada del impuesto de sociedades, impuesto a las multinacionales de la economía digital, impuesto a las transacciones financieras, etc.).

El Informe ha sido aprobado por una amplia mayoría de parlamentarios de la mayoría de los grupos que han actuado con independencia de los gobiernos nacionales  con quienes tienen sus relaciones políticas. El Informe del Parlamento coincide en sus planteamientos y propuestas con el Dictamen que el Comité Económico y Social Europeo (CESE) aprobó el pasado mes de septiembre, y del que he sido ponente. También con la Resolución del Comité de las Regiones (CdR).

A pesar de la dificultad de enfrentarse a la restrictiva propuesta de la Comisión y a un Consejo, en el que algunos gobiernos querrían incluso mayores recortes, existen posibilidades de un cambio positivo. Muy ciegos estarían la Comisión y el Consejo si ignoraran la coincidencia completa, basada en amplísimas mayorías en cada órgano, del Parlamento, el CESE -sindicatos, patronales y demás organizaciones de la sociedad civil europea-y el CdR. Máxime cuando se necesitan recursos para implementar políticas que devuelvan la confianza de la ciudadanía europea en la UE, después del negro período de la austeridad extrema y los recortes sociales que ha dejado como secuela el avance de los nacionalismos y de la extrema derecha.

A partir de ahora, debe abrirse una negociación entre el PE, el Consejo y la Comisión (triálogo) y procurar llegar a un acuerdo, si es posible antes de la
cumbre del Consejo de Sibiu (Rumanía) del 9 de mayo de 2019, quince días antes de las elecciones europeas.


NOTA DE PRENSA DEL GRUPO DE LOS TRABAJADORES DEL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO

Presupuesto de la UE a largo plazo: Javier Doz Orrit, ponente del Grupo de los Trabajadores del CESE sobre la propuesta del Marco Financiero Plurianual 2021-2027 pide un presupuesto más ambicioso compartiendo así la posición del Parlamento Europeo.

·         La UE no podrá hacer frente a los retos económicos, medioambientales, sociales y políticos con los recursos propuestos.
·         La financiación a políticas de cohesión y Política Agraria Común (PAC) deben mantenerse para el siguiente periodo presupuestario, no disminuir.
·         La UE debe aumentar sus recursos propios, incluyendo impuestos sobre las multinacionales digitales y transacciones financieras.

Tras el debate en el Parlamento Europeo y de cara a la votación de la posición parlamentaria sobre los presupuestos de la Unión EuropeaJavier Doz Orritponente del dictamen sobre los presupuestos elaborado por el Comité Económico y Social Europeo (CESE), remarca los puntos fundamentales a tener en cuenta, desde la perspectiva del Grupo de los Trabajadores.

La propuesta de la comisión europea para el Marco Financiero Plurianual (MFF por sus siglas en inglés) 2021-2027 supone un retroceso evidente en los recursos de los que la UE dispondría para hacer frente a los desafíos presentes y futuros. La UE, que debiera liderar la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la lucha contra el cambio climático, se niega esta posibilidad con los presupuestos propuestos.

La comisión propone bajar del actual 1,16% al 1,11% de la Renta Nacional Bruta (RNB) europea la financiación. Con estos recursos no podrá llevar a cabo políticas fundamentales para asegurar "transiciones justas" hacia un modelo económico y social sostenible, ni contribuir al desarrollo y aplicación –por los estados miembros- del Pilar Europeo de Derechos Sociales.

El CESE, conjuntamente con el Parlamento Europeo,demanda en su lugar que se alcance el 1,3% de la RNB europea, rechazando los recortes del 10% (cohesión) y 15% (PAC) propuestos por la comisión, así como la dotación de recursos propios mediante los impuestos previstos sobre la base del impuesto de sociedades, plásticos no reciclados, y otros no previstos por la comisión, como el impuesto sobre transacciones financieras y sobre multinacionales digitales.

El dictamen del CESE apoya igualmente la propuesta del Parlamento de aumentar los fondos para investigación e innovación, y coincide con la comisión en recortar las trasferencias financieras de la UE a los estados que incumplan los principios democráticos y las normas del Estado de Derecho. Es fundamental reseñar que el dictamen del CESE ha sido aprobado con la amplísima mayoría de fuerzas sociales, sindicatos, empresarios y sociedad civil, y se une a la mayoría del Parlamento Europeo y del Comité de las Regiones en una propuesta dotada de la más amplia representatividad a todos los niveles.


Adjuntamos la nota de prensa en formato PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario