Seguir por correo electrónico

martes, 13 de noviembre de 2018

Sobre el pacto PP- PSOE para la elección del Presidente del Tribunal Supremo y de los miembros del Consejo General del Poder Judicial

El problema de la elección del Consejo General del Poder Judicial y de su Presidente, presidente a su vez del Tribunal Supremo, no es el procedimiento. Me parece que su elección por el Congreso y el Senado por mayoría cualificada es más democrático que el corporativista extremo que defiende Ciudadanos -elegido sólo por los propios jueces- o no digamos que respecto a otros modelos foráneos, por ejemplo, el de elección de los miembros vitalicios del Tribunal Supremo de los EE UU, con lamentables ejemplos recientes. 

El problema es cómo se aplica. El acuerdo PP-PSOE sobre el Presidente Marchena, antes de que los electores, los miembros del CGPJ, fueran siquiera conocidos y menos aún elegidos, pone en primer plano la imagen de manipulación política que pervierte un proceso electoral. Además, deberían evaluarse con más detenimiento y públicamente, los méritos de los candidatos al CGPJ, por comisiones parlamentarias por ejemplo. Pero nada, las cúpulas de los partidos recaen una y otra vez en evidentes malas prácticas que deterioran su imagen. ¿Es que no se dan cuenta o es que, en el fondo, les importa un rábano?

No hay comentarios:

Publicar un comentario