Seguir por correo electrónico

lunes, 17 de junio de 2013

Hambre, becas,...y Wert, ¡siempre Wert!

    Ayer lo leí en El País (enlace al final de esta entrada). Me entró muy mal cuerpo: angustia e indignación. ¡Cómo es posible que un país con la renta que aún le queda a España, a pesar de los austericidas, se permita, consienta, tolere o no ponga remedio inmediato a la aparición de los primeros casos de desnutrición infantil!

    Quienes han impuesto, promovido o aplicado las políticas de austeridad y recortes estructurales -desde Ángela Merkel a Mariano Rajoy, pasando por Barroso, Van Rompuy, Draghi y Oli Rehn- son responsables del hundimiento de la economía y el empleo y del brutal aumento de la pobreza y la desigualdad que estamos sufriendo en España y otros países europeos, la más terrible de cuyas secuelas empieza a ser la aparición de bolsas de desnutrición infantil.

   Pero es que, además, hay que recordar dos decisiones políticas que inciden directamente en esta situación. Los responsables de las mismas fueron la troika y el gobierno de Rajoy y, en particular, el  ministro Wert 

   El Memorandum (MOU) del rescate de la banca española, suscrito por nuestro gobierno con la troika, contemplaba la realización de importantes recortes de gasto público que fueron concretados en julio de 2012, en el 2º gran plan de recortes presupuestarios de Rajoy en siete meses de gobierno. En este gran recorte se establecía una reducción de  3.700 millones de euros (¡un 0,35 % del PIB!) en los presupuestos de educación.

   Sus efectos principales: supresión de 26.215 empleos de profesor en la enseñanza pública (en total desde 2011, llevamos perdidos, a día de hoy, más de 50.000), aumento del número de alumnos por aula y de horas lectivas de los profesores (a sumar a la disminución de sus salarios), supresión de profesores de apoyo, etc., y disminución sustancial de los créditos destinados a becas-comedor, becas para la compra de libros de texto y   becas universitarias (al tiempo que se multiplicaba por dos o más la cuantía de las matrículas)

   ¡Puede haber una política educativa más antisocial que ésta decretada por Wert con decisiones que son el complemento perfecto de la LOMCE!

    Cuando un 16 % de nuestros niños viven en situaciones de pobreza severa, cuando están apareciendo bolsas de desnutrición infantil, por primera vez en varias décadas: ¡El Ministro Wert promueve la reducción de las becas que permiten comer gratis en los colegios a los niños de las familias más necesitadas! Esta reducción del crédito significa que muchas familias ya no recibirán ninguna ayuda. ¿Podrá el Sr. Wert dormir tranquilo?

   Pero ayer, en el reportaje de la Sexta sobre la educación y los recortes el Ministro Wert se superó. Preguntado por el hecho de que varias decenas de miles de estudiantes no vayan a poder seguir cursando el próximo curso sus estudios universitarios al quedarse sin becas en medio de una crisis tan profunda, con tantos hogares sin ingresos, se atrevió a responder lo siguiente (más o menos literal, pero absolutamente fiel a su contenido): si no continúan  los estudios no es porque hayan perdido la beca sino porque ellos o sus familias deciden gastar su dinero en otras cosas.

    ¡Esto lo dice quien es Ministro de Educación en medio de la profunda depresión económica que vive España! Partiendo de que Wert, antes de ser ministro, era un sociólogo de cierta reputación y director de Demoscopia, cabe preguntarse: ¿Es que ser ministro embrutece? Tal vez por aquello de tener que defender hasta las decisiones más indefendibles. O bien. ¿Es que Wert, una vez conseguido con todo merecimiento el título de peor ministro de educación de la Historia de España, aspira al título de peor ministro de educación del mundo?

Bromas aparte: todas las fuerzas sociales y políticas, todas las personas que compartimos unos valores comunes de justicia y humanidad, tenemos que movilizarnos, ¡y hacerlo ya!, de modo específico al lado de las demás movilizaciones, para no permitir que la desnutrición infantil se extienda. Para erradicar la que existe. Y la Escuela puede hacer mucho para ello, con o sin Wert (y ya ha empezado a hacerlo en Andalucía y otros lugares)

el país

El hambre se cuela en el colegio

Emergen casos de niños con alimentación deficiente. Un 16% de los menores vive en hogares con pobreza severa. Los pediatras avisan de los riesgos sanitarios y escolares de la malnutrición



http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/06/15/actualidad/1371321305_388456.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario