Seguir por correo electrónico

jueves, 18 de julio de 2013

La OIT pide políticas adicionales de creación de empleo en los países del G20

   Los días 18 y 19 de julio se reúnen en Moscú los ministros de finanzas y de trabajo de los países del G20. España participa en las reuniones como país invitado.Se reúnen también las dos estructuras de los interlocutores sociales a nivel mundial que el G20 reconoce oficialmente desde 2011: la de los sindicatos, L20 (Labour 20); la de las organizaciones empresariales B20 (Business 20). En la delegación del L20 participa, por España, el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo. Reproduzco a continuación las declaraciones del director general de la OIT. Guy Ryder, a su llegada a Moscú para participar en las reuniones.

   Simultáneamente a firmar con la OIT un documento para el G20 sobre el estado del empleo y de los mercados laborales en el mundo (el enlace en la información que sigue), la OCDE por boca de su secretario general, Ángel Gurría,presentaba ayer su observatorio sobre el empleo en el mundo (2013). Tras deshacerse en elogios sobre la reforma laboral del PP y sus resultados, Gurría pronosticó que la tasa de desempleo en España se acercaría al 28% en 2014. Increíble pero cierto. ¡El desempleo masivo no tiene por qué empañar los magníficos resultados de la reforma laboral! ¡Estos son los gurus del pensamiento económico de las instituciones multilaterales!


Guy Ryder, director general de la OIT, dice que 'se puede hacer más' para lograr altos niveles de empleo y crecimiento.

17 de julio de 2013

MOSCÚ (OIT Noticias) – Con el desempleo estructural todavía por encima de los niveles previos a la crisis en los países del G20, la OIT ha hecho un llamamiento en favor de políticas de creación de empleo más amplias e incluyentes para lograr el objetivo compartido de un crecimiento económico robusto, sostenible y equilibrado.
Estoy convencido de que se puede hacer más."
Guy Ryder, Director General de la OIT
“Estoy convencido de que se puede hacer más. La experiencia demuestra que se pueden lograr altos niveles de empleo y crecimiento incluyente a través de una bien elaborada combinación de políticas de apoyo macroeconómico y empleo, y de políticas del mercado laboral y de protección social diseñadas para extender los beneficios del crecimiento”, dijo el Director General de la OIT, Guy Ryder.

El máximo responsable de la OIT habló en una conferencia de prensa para presentar una actualización estadística – Perspectivas a corto plazo y principales desafíos para el mercado de trabajo en los países del G-20 – elaborada por la OIT y la OCDE de cara a la reunión en Moscú de Ministros de Trabajo y Empleo del G20.

Cinco años después del estallido de la crisis financiera, el desempleo se mantiene en “niveles inaceptablemente altos” y todos los países del G20 afrontan graves desafíos en materia de empleo, dijo Ryder, quien añadió que el FMI ha vuelto a revisar a la baja su pronóstico de crecimiento económico global para 2013 y 2014. “Esto significa que en las actuales circunstancias no podemos esperar mejoras significativas en la situación del empleo, a menos que los países adopten políticas más ambiciosas para afrontar el déficit de puestos de trabajo”, dijo.

Según los nuevos datos de la OIT y la OCDE, el desempleo ha subido en la mitad de los países del G20 y ha bajado solo marginalmente en la otra mitad. En un contexto de una tasa de desempleo aún más alta entre los jóvenes, su tasa de participación en los mercados laborales también ha declinado, con consecuencias preocupantes a largo plazo.

Los rápidos cambios demográficos que se están produciendo en muchos países están comenzando a tener un impacto en los mercados de trabajo, debido al marcado descenso de la tasa de crecimiento de la población activa.

La desigualdad de ingresos y salarios es alta y ha aumentado en muchos países del G20. Sin embargo, la situación varía, con un incremento en salarios y en la calidad de los trabajos (desde una base baja) en muchas economías emergentes, mientras que en las economías avanzadas la tendencia ha ido en la dirección contraria.

En este contexto, Ryder subrayó la necesidad de medidas dirigidas a fortalecer la demanda nacional en los países del G20 y a reequilibrar la demanda global agregada.

Numerosos países del G20 ya han aplicado medidas para incrementar los niveles de empleo, salarios e ingresos, y para facilitar una protección social de mayor calidad de los hogares vulnerables, de acuerdo con el informe conjunto OIT-OECD titulado "Addressing employment, labour market and social protection challenges in G20 countries: Key measures since 2010"(Desafíos en el empleo, el mercado laboral y la protección social: Medidas clave desde 2010). 


Políticas exitosas:

·                 Aumento del nivel de inversión en infraestructuras para promover crecimiento económico y productividad a medio y largo plazo, y facilitar la creación de empleo a corto plazo. Australia, Brasil, Canadá, Indonesia, Japón y Sudáfrica han dedicado importantes recursos para la inversión en infraestructuras, lo que suele tener un alto componente de creación de empleo.

·                 Mejora del nivel y de la cobertura de los salarios mínimos para hacer frente a la pobreza y la desigualdad, contribuyendo a su vez a impulsar la demanda nacional. Varios países del G20 han aumentado los salarios mínimos para combatir la pobreza en el empleo, como China, Brasil e Indonesia.

·                 Mejora de los mecanismos de fijación de salarios, como el fortalecimiento de la negociación colectiva, para alinear mejor salarios y productividad, y para hacer frente a la desigualdad.

·                 Ampliación de la cobertura de los sistemas de protección social para incrementar la fortaleza de los hogares, reducir la pobreza y propiciar una mayor inclusión social. Argentina ha ampliado la cobertura de subsidios para la infancia y la salud maternal; el Plan Sem Miséria (Sin Pobreza) en Brasil combina pagos en efectivo, oportunidades de empleo y acceso a servicios públicos dirigidos a los colectivos pobres; India ha puesto en marcha servicios adicionales de maternidad y ha ampliado los servicios de nutrición y cuidados médicos a 8,7 millones de niñas; Rusia ha ampliado el apoyo a la población de mayor edad; Sudáfrica ha incrementado las ayudas a las personas de mayor edad, las personas con discapacidad y los niños.

·                 Adopción de programas públicos de empleo como vehículo de protección social de los más vulnerables. India ha dado trabajo a 40 millones de hogares a través de empleos garantizados en el medio rural.

·                 Fortalecimiento de los programas de desarrollo de capacitación profesional y mejora de la calidad de los sistemas nacionales de educación.

·                 Mejora del acceso al crédito, especialmente para las pequeñas y medianas empresas (PYMEs).

·                 Concesión de subsidios para la contratación de personas de grupos vulnerables. Estas ayudas se concedieron en Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Francia y Estados Unidos. En muchos países, estas ayudas se dirigieron a grupos específicos, como las mujeres, los jóvenes y los desempleados de larga duración. Estados Unidos concede beneficios fiscales a los empresarios que contratan a veteranos de guerra con algún tipo de discapacidad.

Varios países del G20 han incrementado medidas como las enunciadas en 2011 y 2012, como respuesta a los continuos problemas del mercado laboral y a un crecimiento decepcionante.
El G20 debe actuar de manera audaz y decisiva para revertir la situación en los mercados laborales."
El máximo responsable de la OIT afirmó que hay margen para hacer más. “El G20 se ganó su legitimidad en 2009 mediante una acción colectiva audaz y decisiva. Estamos otra vez en un momento en el que el G20 debe actuar de manera audaz y decisiva para revertir la situación en los mercados laborales. El mundo está pendiente de que el G20 acuerde un marco político ambicioso y coordinado que pueda estimular la creación de más y mejores empleos”, concluyó Ryder

No hay comentarios:

Publicar un comentario