Seguir por correo electrónico

domingo, 7 de julio de 2013

Snowden, Evo, Europa,... Algo peor que un esperpento

1. AntecedentesSnowden 

   Edward Snowden, ciudadano estadounidense que trabajaba para una contrata privada de la NSA (privatizar parte del espionaje y de la actividad militar le ha jugado bastantes malas pasadas al gobierno de los EE UU) nos ha informado, por mediación del diario británico The Guardian, que los gobiernos de EE UU y del Reino Unido nos espían a una escala gigantesca, principalmente a través de la utilización de modernas tecnologías de control de las comunicaciones telefónicas y por Internet. Tras argumentar, en un primer momento, que son instrumentos de la lucha contra el terrorismo acabamos conociendo que también se han espiado las embajadas de países amigos -37- y las delegaciones de la UE en Washington, Nueva York y ante la OTAN. Con las nuevas tecnologías pero también colocando los tradicionales micrófonos Perseguido por el gobierno de los EE UU, que le anula el pasaporte y pide su extradición, sale a la luz pública en Hong Kong y permanece varado en la zona de tránsito del aeropuerto de Sheremetievo de Moscú, provocando un conflicto diplomático con muchas facetas.

2. Nudo

   Varios gobiernos europeos -el francés y el alemán entre ellos, no el español-protestan con aparente vehemencia por haber sido espiados por el amigo americano. La UE, con la inefable Sra. Ashton al frente, lo hace de un modo mucho más suave. Pero, pasados muy pocos días, algunos de los gobiernos que protestaron -entre ellos los de Hollande y Letta- se ponen a las órdenes del Gobierno de los EE UU para nada menos que intentar violar la inmunidad diplomática del avión del Presidente de Bolivia, Evo Morales, que volaba desde Moscú, donde había asistido a una cumbre de países productores de gas, porque una información (no cabe duda que de la CIA) situaba a Snowden dentro del avión presidencial. Tres gobiernos europeos (Francia, Italia y Portugal),violando de un modo flagrante el derecho internacional afrentan de un modo inconcebible -y gratuito- al Presidente democrático de Bolivia negando a su avión el permiso para sobrevolar sus países lo que le obliga a aterrizar en Viena. La intervención del ministro español de asuntos exteriores, García Margallo, hace que el vodevil (término usado por Felipe González) pase a esperpento. Envía a nuestro embajador en Viena, el Sr. Carnero. a tomar café en le interior del avión y  de paso comprobar que Snowden no estaba dentro. Como Evo Morales se niega, a diferencia de su ministro de exteriores según García Margallo, éste se contenta con la palabra del presidente boliviano de que Snowden no está en el avión para permitir que el avión haga escala en Canarias, camino de la Paz.

3. Desenlace provisional

   Con Evo Morales en la Paz, el gobierno boliviano llama a consulta a los embajadores de Italia, Francia, España y Portugal exigiendo explicaciones y disculpas. Bolivia es apoyada por todos los presidentes de América Latina que condenan en términos muy duros la violación del derecho internacional por parte de varios gobiernos europeos. España no se salva a pesar del empeño de García Margallo en diferenciarse de los otros tres gobiernos y decir que gracias a su mediación, Evo Morales pudo regresar a su país. Nicaragua, Venezuela y Bolivia han ofrecido asilo político a Snowden. Washington por el momento calla y Snowden sigue en Sheremetievo.

4. Conclusiones

  - El espionaje masivo de las comunicaciones de instituciones e individuos dibujo un universo orwelliano. Es una componente del totalitarismo.

  - Snowden ha hecho un gran favor a Europa con las revelaciones del espionaje norteamericano.

 - No hay una barrera de separación entre la vulneración de las leyes internacionales y de los principios y valores democráticos en la lucha contra el terrorismo (tortura, Guantánamo, asesinatos ejecutivos, drones, etc) y su vulneración para fines mucho menos nobles. Las acciones de lo servicios secretos del Gobierno de Obama son un magnífico ejemplo.

  - Lo inconcebible hasta el patetismo es que la Europa atacada por el espionaje de los EE UU, en lugar de ofrecer asilo político a quien lo ha denunciado, se apresure a obedecer a quien le ataca, y ofenda a quien supuestamente ayuda al denunciador de su atacante, basándose en informaciones falsas que le proporciona quien le espía y ataca.

  -  Es para no dar crédito a tanta torpeza y servilismo, máxime si lo que les pide que haga quien les espía es vulnerar un principio sagrado de la diplomacia: la inviolabilidad de la sede diplomática. Y aceptan hacerlo.

  -  Y no fueron a más porque Snowden no estaba en el avión. ¿Qué hubiera pasado si la CIA no se hubiera vuelto a equivocar? ¿Habrían asaltado el avión? ¿Habrían secuestrado al presidente de Bolivia por una larga temporada? 

 - Evo Morales no tenía por qué haber dado, a García Margallo ni a nadie, explicaciones sobre quien iba en su avión. Nadie tenía derecho ni a preguntarselo.

  - La imagen de España ha quedado seriamente deteriorada ante los gobiernos y las opiniones públicas de los países de América Latina, región del mundo -no haría falta decirlo pero obligan a decirlo- clave para la diplomacia española.No es la primera vez en os últimos tiempos.

  - La diplomacia europea sigue sin levantar cabeza, error tras error, silencio tras silencio, servilismo tras servilismo. ¡Vaya modo de comenzar la negociación del Tratado transatlántico!






No hay comentarios:

Publicar un comentario