Seguir por correo electrónico

sábado, 12 de octubre de 2013

SOBRE MENTIRAS (DE NUEVO), LAMPEDUSA Y EUROPA

1. Nuevas mentiras y fantasías

   Hace dos días comenté las mentiras de Montoro y Cospedal sobre salarios y pensiones. Ayer le tocó el turno a Soraya Sáenz de Santamaría, ejerciendo de portavoz al finalizar el Consejo de Ministros. El plan de lucha contra el fraude en el seguro de desempleo había detectado 520.000 defraudadores que compatibilizaban su percepción con el ·trabajo en negro. ¡Casi el 20 % de los perceptores! ¡Cuanto sinvergüenza entre los parados! Al poco rato, el Ministerio de Empleo la rectificaba: sólo 60.004 habían perdido la percepción por diversos motivos. Pero se trataba de justificar nuevas medidas para dificultar la percepción del seguro de desempleo y todo valía.

   Pero además, los datos que se supone le prepararon entre Empleo y Hacienda (Montoro está que se sale) contenían otra cifra que sólo por ser fantasiosa no cabe duda que es mentirosa. Los planes contra el fraude habían aportado nada menos que 22.652 millones de euros al Tesoro: 16.500 M€ de la lucha contra el fraude fiscal y otros 6.152 M€ de la lucha contra el fraude en la Seguridad Social. O sea, que la Vicepresidenta aspira a que nos creamos que a la espera de medidas más serias en ambos terrenos y el mismo día en que GESTHA denunciaba que el 80% del fraude fiscal permanece impune, este Gobierno ha logrado una recaudación de nada menos que el 2,14 % del PIB en su lucha contra el fraude. ¡Cómo es posible entonces que sigamos teniendo un déficit tan abultado! Debe ser que, confiado el Gobierno en los datos del Informe PISA sobre los conocimientos matemáticos de la población adulta, cualquier dato puede colar.

[Algunas fuentes sobre le tema]

La Vicepresidenta ofrece datos irreales sobre el fraude en el desempleo. El País 12/10/2013:

http://economia.elpais.com/economia/2013/10/11/actualidad/1381502054_976152.html

Los técnicos de Hacienda creen que más del 80% del fraude queda impuneABC 12/10/2013
http://www.abc.es/economia/20131012/abci-gestha-fraude-fiscal-201310111733.html

2. Lampedusa, de nuevo

   Cuando todavía no se han parado de contar los cadáveres de la tragedia de Lampedusa, y ya se ha llegado a la cifra de 300, otra embarcación atestada de emigrantes se ha hundido en ruta hacia la isla. Otros 34 cadáveres por el momento. 

   Tras ser insultados -por una población lampedusiana angustiada, falta de ayudas ante las sucesivas avalanchas humanas y, sin embargo, solidaria- Barroso y Letta se dicen conmovidos y prometen medidas. ¿Se contentará el gobierno de Italia con funerales de Estado y nacionalidad italiana para los muertos, mientras se persigue a los vivos por ilegales? Porque según la ley italiana ayudar a los emigrantes ilegales es un delito. ¿Vale más esta ley que las leyes internacionales del mar como para que muchos barcos pasaran por un naufragio sin prestar auxilio? En España también está penado ayudar a un sin papeles, no lo olvidemos. 

   ¿Y qué decir de las instituciones europeas que han renunciado a tener una política migratoria integral y sólo se ocupan del control policial de las fronteras y de facilitar la fuga de cerebros que descapitaliza de capital humano a los países del Sur?  

   Un papa argentino, lúcido en casi todas sus declaraciones, lo ha resumido en una sola palabra: "vergogna". 

   La vergüenza y la indignación de los demócratas que creen en la primacía de los derechos humanos tiene que traducirse en acción. Las palabras sirven ya de poco, al volver a referirse a lo obvio, si no es para incitar a actuar.

[Sobre la política europea de migraciones]

José Ignacio Torreblanca: "Sonámbulos". El País. 12/10/2013


3. ¿A donde va Europa?

   Sobre la política europea de migraciones acabo de hablar. Sobre la crítica a las políticas de austeridad, recortes sociales y laborales y devaluación interna competitiva y sus consecuencias políticas y sociales hay bastante escrito en este Blog. Añadiré algunas breves notas políticas que pintan, a mi juicio, de forma sombría el porvenir de la Unión Europea, a no ser que se produzca una profunda reacción social y ciudadana que encuentre un cauce político para realizarse.

   - Últimas elecciones generales. En Austria y Noruega avances muy importantes de la extrema derecha. En Austria la actual coalición de socialdemócratas y demócratacristianos podría seguir gobernando pero con muy poco más del 50% de los escaños entre los dos. En Noruega, los conservadores van a desplazar a la izquierda con el apoyo de la extrema derecha.

   - En Alemania, la previsible coalición de la CDU-CSU con el SPD, o con los Verdes, presidida por la victoriosa Merkel, no va a cambiar sustancialmente la política europea de Alemania, caracterizada por la falta de estrategia, el cortoplacismo y la primacía en la defensa de los intereses nacionales y de una economía política basada en su dogmática variante neoliberal, la del nuevo ordoliberalismo.

   - En Francia, la extrema derecha de Marine Le Pen encabeza, por primera vez, los sondeos electorales (de las europeas). Con un 24 % de los votos, seguido por la derecha (22 %) y los socialistas (19 %). Y. lo que es peor, Le Pen domina la agenda política. Ha logrado, entre otras cosas, que, gracias a Manuel Valls, el gobierno de Hollande ya no se distinga del de Sarkozy cuando habla de gitanos rumanos. 

  - El descrédito mayoritario y creciente de la UE y sus instituciones, ante la ciudadanía europea, y la consiguiente elevación de la ya muy elevada tasa de abstencionistas, contribuirán a que el Parlamento Europeo que salga de las elecciones de mayo de 2014 sea una Parlamento más fragmentado en base a las minorías nacionales -y nacionalistas- en auge, incluyendo a los antieuropeístas y a la extrema derecha, y con los dos partidos europeos mayoritarios -¿de verdad son europeos?-, populares y socialistas, en retroceso.

   - ¿La crisis y el declive de la socialdemocracia son reversibles? Para el porvenir, o incluso para la pervivencia, de la UE sería casi imprescindible. Pero requeriría, de los socialdemócratas, una reflexión muy profunda y una voluntad  muy fuerte para levantar y sostener un proyecto europeo progresista en el largo plazo. Y lo malo es que, en las democracias actuales, los partidos que han gobernado o pueden volver a gobernar, no son capaces de dejar de someterse a la esclavitud del electoralismo.

  - Mientras, a la izquierda de los partidos socialdemócratas, existe un mosaico de formaciones con influencia política creciente en cada país pero sin un proyecto político claro sobre Europa. Estas formaciones políticas o tienen dos almas respecto al proyecto de una Europa Unida, como le sucede a nuestra Izquierda Unida, o, si tienen una sola, por lo general no es europeísta. El manifiesto de Atenas de Alter Summit, con todas sus insuficiencias, es un intento de levantar una corriente social y política europeísta desde el campo ideológico de quienes rechazan el capitalismo.

  Habrá que volver sobre todo esto.

   




No hay comentarios:

Publicar un comentario