Seguir por correo electrónico

martes, 21 de enero de 2014

Informes OIT y OXFAM: no se sale de la crisis mientras aumenta el desempleo, la pobreza y la desigualdad


Durante las últimas semanas hemos asistido a operaciones de propaganda del gobierno de España, de otros gobiernos nacionales y de los responsables políticos europeos y del FMI, que han afirmado que estamos saliendo de la crisis y que esto se debe a que las políticas que ellos llaman de austeridad y reformas estructurales están comenzando a dar sus frutos. Las llaman así para apropiarse y transmitir palabras que tienen connotaciones positivas y encubrir lo que no son sino recortes y ajustes presupuestarios, recortes de salarios y derechos y contrarreformas sociales.

Dos informes, el de la OIT sobre las tendencias mundiales del empleo en 2014, y el de Oxfam sobre las desigualdades sociales y en la distribución de la renta en el mundo, ponen en solfa el optimismo autojustificatorio de unas políticas que la realidad confirma como malas e injustas. Y nos muestran las graves e intolerables secuelas sociales -paro, pobreza y desigualdad- de una crisis que provocaron las élites económicas, en particular las financieras, con la connivencia de los gobiernos. Élites que se enriquecieron extraordinariamente provocando los procesos de especulación financiera e inmobiliaria cuyo estallido produjo la Gran Recesión y que vuelven a hacerlo ahora una vez pasado para ellos el gran susto. Y lo hacen a costa de los trabajadores y las clases medias, los grandes paganos de la crisis, y de la miseria y la desesperación de millones de personas.

Un breve botón de muestra de las conclusiones de ambos estudios cuyos enlaces publico a continuación:

La OIT nos dice que en 2013 el número de personas desempleadas ascendió a 202 millones, cinco más que el año anterior. De ellas, 74,5 millones son jóvenes de entre 15 y 24 años. La previsión es que, si continúa la tendencia actual, en 2018 habrá 215 millones de parados. La mayoría de los empleos siguen estando en la economía informal (no declarados, sin contrato ni seguridad social) o/y son vulnerables (por cuenta propia o trabajando para la familia). Aunque continúa disminuyendo el número de trabajadores pobres, por efecto del empuje económico de los países emergentes, la crisis redujo notablemente el ritmo de su caída. Continúa habiendo 839 millones de trabajadores pobres que cobran menos de 2 dólares por día, de los cuales 375 millones son extremadamente pobres por cobrar menos de 1,25 dólares por día.

Oxfam-Internacional y Oxfam-Intermón (en el anexo sobre España) nos informan del impacto de la crisis -y de las políticas de ajustes, recortes y contrarreformas- en la distribución de la riqueza. El avance de la desigualdad es escalofriante: los 85 mayores multimillonarios tiene una renta equivalente a la de 3.570 millones de personas (¡42 millones de veces más!); el 1% más rico acumula el 50% de la renta mundial; 7 de cada 10 personas viven en países en donde la desigualdad ha aumentado; en Estados Unidos, el 1% más rico se apropió del 95% de lo que aumentó la riqueza desde 2009 mientras que el 90% de la población vio disminuir la suya;...

En lo que toca a España, cuya tasa de paro es del 26%, la pobreza alcanza ya a 13 millones de personas, el 28% de la población, y la pobreza severa a 3 millones, el 6,5%. Somos ya el segundo país más desigual de Europa, después de Letonia, gracias a ostentar el triste récord de velocidad de subida de la desigualdad más rápida de la historia de las estadísticas en el período 2007-2011. En efecto, medida por el cociente 20/20, resultado de dividir las rentas del 20%  más rico por las del 20% más pobre, España pasó de un cociente del 5,3 a otro del 7,2, con un aumento de casi un 36%. Nada más clarificador que saber que 20 personas declararon, en 2013, una riqueza de 77.000 millones de euros, igual a la del 20% de la población española, unos 9,4 millones de personas.

Oxfam no rehuye analizar las raíces y consecuencias del problema. Lo hace con meridiana claridad y lo sintetiza en un título magnífico: se gobierna para las élites secuestrando la democracia. That is the question...

Ante una realidad tan intolerable como la que nos muestran una institución del sistema de Naciones Unidas y una de las principales ONG internacionales, a la izquierda social y política no le queda otra alternativa que hacer de la lucha contra el paro y la desigualdad, por el empleo y la igualdad, los objetivos principales de sus programas y de sus acciones. Y hacerlo con propuestas contundentes y eficaces.


ENLACES A LOS INFORMES COMENTADOS:

Oxfam-Internacional: "Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica"

http://www.oxfamintermon.org/sites/default/files/documentos/files/bp-working-for-few-political-capture-economic-inequality-200114-es.pdf

Oxfam-Intermon: "Gobernar para las élites. Anexo sobre España"

http://www.oxfamintermon.org/sites/default/files/documentos/files/Gobernar%20para%20las%20%C3%A9litesl.pdf

Organización Internacional del Trabajo (OIT): Tendencias mundiales del empleo 2014. ¿Hacia una recuperación sin creación de empleo?

http://www.ilo.org/global/research/global-reports/global-employment-trends/2014/lang--es/index.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario